agronoticias.es

Con la llegada del verano y las altas temperaturas cada vez son más los casos de deshidratación entre la población. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la cantidad diaria de líquido que hay que ingerir se encuentra entre 2,2 litros para mujeres y 2, 9 litros para hombres y en la actualidad la población no suele cumplirlo.

En un solo día podemos llegar a perder entre 1,5 y 2,7 litros de líquido por lo que el consumo de agua siempre debe estar presente sin olvidarnos de que existen otras alternativas, como es el caso de los zumos de fruta.
Así lo ratifica en su Pirámide de Hidratación saludable la Asociación Española de Nutrición Comunitaria (SENC), que incluye el zumo de fruta como un alimento que se podría ingerir diariamente de manera moderada para mantener los niveles de hidratación adecuados.
Otros beneficios del zumo de fruta
La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda ingerir 400 gramos, como mínimo, de frutas y verduras al día y el comité científico de la Asociación "5 al día", que promueve en España el consumo de frutas y verduras recomienda 5 piezas diarias de las cuales una puede ser un vaso de zumo de fruta envasado.
Además, el zumo de fruta envasado es únicamente fruta exprimida. Lo que le hace que sea un complemento adecuado para ayudar a alcanzar la ingesta diaria recomendada de frutas y verduras. De hecho, la pureza del producto es tal que la ley no autoriza la adición de azúcares ni aditivos a los zumos de fruta ni a los que provienen de concentrado.
¿Cómo complementar el zumo de fruta durante el verano?
Los zumos son un alimento muy versátil, y aportan diversidad de vitaminas y minerales gracias a la fruta de la que proceden. Según la época del año, algunas son más populares que otras y en el caso del verano, el kiwi, la piña y la naranja, son de las más populares, por su alto contenido en agua y por las propiedades nutricionales tan interesantes que presentan.
Naranja.- Es una fuente rica de vitamina C, que contribuye a reducir el cansancio y la fatiga.
Kiwi.- Su poder antioxidante previene enfermedades degenerativas. Además, otra de sus propiedades es que ayuda a mejorar la digestión. Complementarlo con otras frutas como la naranja y añadirle germinado de alfalfa puede hacer que sea más interesante nutricionalmente.
Piña.- Rica en vitamina B y C, magnesio, hierro y azufre. El salvado de avena es perfecto para este zumo, ya que contribuye a una correcta digestión.
En definitiva nuestro organismo necesita estar hidratado para sobrevivir, por lo que, sobre todo en los meses de verano debemos aumentar las precauciones y seguir las recomendaciones que den los organismos oficiales. Fuente: asozumos