agronoticias.es

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Alcachofa de Benicarló ha hecho balance de la campaña 2017-18 en la que ha registrado un nuevo récord de etiquetas comercializadas.

Al mismo tiempo, ha superado la auditoría de ENAC (Entidad Nacional de Acreditación), por lo que renueva la acreditación con esta entidad. Estos días también se prepara el terreno para la nueva cosecha.

Un total de 5 almacenes inscritos son los que han certificado Alcachofa DOP durante la campaña 2017-18. Se trata de Frudex S.L., Fruits Belgi, Benihort, Sat Senar Caldés 8.808 y Verduras Vamp Benicarló. El presidente del CRDOP, Francisco Lluch, reconoce que “la última campaña DO ha sido un tanto agridulce. En cuanto a los kilos producidos ha sido excelente, pero desde el punto de vista de los precios ha sido deficitaria, ya que en la primavera fue un desastre, y prácticamente recolectábamos sin cubrir gastos”.

Además, en la campaña 2017-18, el número total de etiquetas comercializadas por la DOP ha sido la más alta desde 2012, con un total de 218.722 contra-etiquetas. Lluch resalta que “en relación a la anterior campaña, el incremento ha sido del 7,45%, teniendo en cuenta que el año pasado ya fue un año récord en las estadísticas del C.R.D.O.P.

Otros de los datos de esta campaña pasa por las 379 parcelas solicitadas, de las que se han inscrito 365 parcelas, con una superficie de cultivo total de 314,35 hectáreas. Además, se han llevado a cabo 67 inspecciones de producto en los almacenes inscritos y certificados, sin que se haya detectado ninguna desviación.

El presidente del Consejo Regulador de la DOP también explica satisfecho: “Durante la auditoría que tuvimos el 14 de junio no se ha detectado ninguna no conformidad en las actividades de certificación, y por tanto, la auditoría se ha resuelto de manera satisfactoria y mantenemos la acreditación con ENAC (74/C-PR177)”.

En marcha

Entre finales de julio y principios de agosto es precisamente también el momento en que se preparan los campos para la nueva campaña. “Es tiempo de mucho trabajo, preparando y plantando la nueva cosecha, y la verdad es que hacer las estacas y segar las plantas de alcachofa es una tarea muy laboriosa. Ilusión no nos falta y esperamos que la próxima cosecha 2018-19 sea superior a la del año pasado en kilos y precio”, concluye Francisco Lluch.