agronoticias.es

La campaña del aguacate andaluz se ha caracterizado por un alto nivel de las cotizaciones en origen, que ha concluido con un precio medio de liquidación al agricultor de 2,55€/kg.

Este nivel de precios es extensible a todas las variedades de aguacate, entre las que destaca la variedad Hass, con un 86% del volumen comercializado y un precio medio de 2,70€/kg. El producto presentó muy buena calidad y una mayoría de calibres grandes a lo largo de toda la temporada. Durante la campaña de producción andaluza los precios se han mantenido elevados, debido a un desajuste entre la oferta y la demanda de los principales mercados mundiales.

A pesar del crecimiento de la producción mundial, debido, sobre todo, a la expansión de la superficie cultivada en los principales países productores, México, Perú y Chile; éste no ha sido suficiente para satisfacer el consumo en los principales mercados importadores: EE.UU. y Europa; sin olvidar otros orígenes, competencia de Andalucía, como Sudáfrica, Colombia o Israel, que han seguido la misma tendencia.
Andalucía cuenta con una superficie en 9.153 hectáreas en producción y un volumen de 79.760 toneladas. Por su parte, Europa, principal destino del aguacate andaluz, sigue incrementando su demanda. Se estima un crecimiento en los últimos 4 años del 65%, estando actualmente por encima de las 460.000 toneladas. La misma tendencia siguen EE.UU. y los mercados emergentes de Asia; así como la demanda interna de los propios países productores.
En este contexto, la campaña de aguacate se iniciaba a mediados de septiembre con unas elevadas cotizaciones favorecidas por la ausencia de Hass en el mercado europeo, al estar finalizando las producciones de Perú y Sudáfrica. El aguacate Bacon, principal variedad en producción en esos momentos, mantenía hasta mediados de octubre el precio de la primera categoría entre 1,57-1,60€/kg. A mediados de noviembre se inicia la campaña del aguacate Hass, coincidiendo principalmente con el aguacate chileno. Éste estaba llegando a Europa con unos precios muy tensionados al alza, debido a la fuerte demanda del mercado local y norteamericano. Los primeros aguacates Hass andaluces se pagaban en origen por encima de 2,60€/kg y mantenían un altísimo nivel hasta el final de la campaña. Tras una ligera bajada en diciembre, a partir de enero el aguacate andaluz vuelve a recuperarse coincidiendo con el vacío que se produce en el mercado por la finalización de la producción chilena. Perú estaba iniciando campaña con pocos volúmenes en esas fechas, Sudáfrica no llegaría hasta marzo y México, que se encontraba abasteciendo la SuperBowl en EE.UU, además de no ser muy apreciado en Europa; no podía competir con la calidad del aguacate español. Los precios mantenían la tendencia al alza hasta finales de abril. En ese mes, el precio medio estaba por encima de los 3,00€/kg, llegándose a pagar la primera categoría entre 3,30-3,50€/kg. A partir de mayo, la campaña andaluza entraba en su fase final, con un descenso de precios ante la saturación que provocaba la producción de otros orígenes como Perú, Sudáfrica, Kenia y Colombia. Fuente: Observatorio de Precios y mercados de la Junta de Andalucia