agronoticias.es

Dos camiones cargados con melocotones, nectarinas, ciruelas y melones con dirección a Isla Reunión, una pequeña isla en el océano Índico al lado de Madagascar, han sido los primeros usuarios en estrenar la primera fase de las obras de adecuación de la aduana de Lleida. Esta primera fase ha representado la adecuación y ampliación de los muelles de descarga (plataformas y suelo), que han pasado de 6 a 7 muelles.

La segunda fase completará la remodelación integral de las instalaciones de Edullesa y se materializará con la construcción de una cámara frigorífica posibilitando así el tránsito de cargamentos de carne y permitiéndole convertirse en la primera aduana interior de Cataluña. Se trata de una modernización global que incluye desde las mejoras en el software de gestión y trazabilidad hasta el mantenimiento de la cadena de frío durante las inspecciones.
La ampliación de Edullesa también será fundamental cuando se haga efectivo el Brèxit, momento en que el Reino Unido pasará a ser país tercero y todas las exportaciones que se envíen deberán pasar por la aduana.
Las obras de mejora de la aduana de Lleida que se iniciaron el pasado mes de mayo costarán 450.000 euros y duplicarán la capacidad de inspección de las instalaciones pasando de los 3.500 camiones anuales en el año 2016 a 7.000 camiones. La Diputación de Lleida y el Ayuntamiento darán capacidad financiera a la aduana para poder afrontar los gastos de las obras. Fuente: Afrucat