agronoticias.es

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte ha realizado una jornada de información sobre la Cereza y la Picota del Jerte en el espacio gastronómico Platea de Madrid.

El acto ha comenzado con una explicación por parte del propietario de la tienda Gold Gourmet, Luis Pacheco, sobre la diferencia entre Picota y cereza. En el Valle del Jerte, las Comarcas de la Vera y Ambroz hay muchos tipos de Cereza, de ellas las cinco mejores variedades están protegidas por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen y por lo tanto son de máxima calidad garantizada. La Picota es la variedad más dulce y es la única que se desprende del árbol sin el rabito o pedúnculo. “Hay que tener mucho cuidado de no comprar cerezas a las que les han arrancado el pedúnculo para que creamos que son picotas, así se hace una herida a la fruta por la que pueden llegar gérmenes”, ha explicado Pacheco. “Un caso más habitual de lo que puede parecer y que nunca sucederá con las Picotas del Jerte debidamente etiquetadas”, añadió.

A continuación, la directora del Consejo Regulador de la DOP Cereza del Jerte, Pilar Díaz Flores, ha hecho hincapié también en la diferenciación de la cereza, cereza desrabada y Picota del Jerte. Las variedades certificadas por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte son: Pico Limón Negro, Pico Negro, Pico Colorado y Ambrunés, esta última, la más apreciada por ser la que más tiempo madura en el árbol al sol, y por tanto es la más dulce.

Las Picotas del Jerte son un producto exclusivo que se distingue por su sabor y dulzura. Son las únicas que se desprenden del árbol sin rabito, pero hay más características que las diferencian del resto: su textura carnosa y más crujiente, su tamaño de un calibre de menor tamaño - comprende desde los 22 a los 26 milímetros- y su sabor más dulce y su color. Su cultivo natural y su recogida y tratamiento tradicionales multiplican sus propiedades y permiten que lleguen a los mercados en el momento óptimo para el consumo.

Además, ha explicado la Campaña de promoción de la Picota del Jerte que el Consejo Regulador va a llevar a cabo con los Hermanos Torres en las redes sociales donde invitan a votar los platos que han elaborado para la ocasión con el hashtag #MiSaborJerte.

Después, la nutricionista y deportista Sonsoles Muñoz ha hablado de las propiedades saludables de esta fruta donde ha destacado los beneficios que aporta para una buena hidratación de los deportistas. Gracias a su rico contenido en flavoniodes, así como en vitaminas A y C, la Cereza y Picota del Valle del Jerte se convierte en un potentísimo antioxidante, es decir, combate eficazmente el envejecimiento celular. Esta propiedad nos ofrece importantes beneficios que redundan en el mantenimiento tanto de nuestra salud como del cuidado de nuestra piel.

Las cerezas de calidad y cultivo tradicional como las del Valle del Jerte tienen un importante contenido de oligoelementos: hierro, calcio, fósforo, azufre, y sobre todo potasio, así como zinc, cobre, magnesio, cobalto, etc. Estos componentes confieren a las cerezas propiedades remineralizantes y tonificantes para el organismo. “Los altos contenidos tanto de flavonoides como de potasio otorgan a las Cerezas y Picotas del Valle del Jerte un poder diurético y depurativo”, ha puntualizado Sonsoles.

A continuación, el chef ejecutivo de Platea, Quique Díaz, ha presentado unas tapas de Picota del Jerte para consumir en frío: gazpacho de Picota del Jerte y Tartar de atún con Picota del Jerte. El cocinero ha recomendado consumir en frío en ensaladas o “como acompañamiento de patés y tablas de quesos”.