agronoticias.es

(R.P.) En general, la sandía ha descendido de precio en la última semana, en menor medida la negra sin semillas con un corte medio de cincuenta y tres céntimos, la sandía rayada tiene un corte medio de cuarenta y cinco céntimos y la mini se vende a una media de cuarenta y cuatro céntimos de euro el kilo.

El melón también ha bajado, aunque lo ha hecho de forma más brusca. El tipo galia se vende por debajo de diez céntimos con remates de cinco céntimos de euro, mientras que el tipo piel de sapo se vende entre treinta y tres céntimos y veinte céntimos de euro el kilo.

Las cotizaciones del pepino siguen en torno a cotizaciones medias de veintiséis céntimos para el largo y el corto negro, mientras que el francés desciende hasta mínimos de ocho céntimos de euro el kilo. Los precios del calabacín son también muy reducidos con cortes que van desde veintitrés céntimos a diez céntimos de euro el kilo, tanto para el fino como para el gordo.

La berenjena rayada ha descendido hasta primeros precios de cincuenta céntimos con últimos cortes de veinticuatro céntimos, mientras que la berenjena larga cotiza entre treinta y diez céntimos de euro el kilo. Las judías verdes se mantienen, destacando la perona roja con un corte medio de dos euros con noventa céntimos, la judía strike tiene una media de dos euros con cuarenta céntimos y el tipo helda se vende entre un euro con ochenta y cinco y un euro el kilo.

El tomate se sigue manteniendo con altos valores en el caso del tipo pera que se vende entre setenta y treinta céntimos de euro, el tipo ramo tiene un precio medio de veintiocho céntimos y el tipo larga vida registra un corte medio de treinta céntimos de euro el kilo. Respecto al pimiento, el único tipo que se mantiene es el lamuyo, con precios de un euro con sesenta céntimos y un euro con veinte céntimos para el rojo y un corte medio de un euro el kilo para el lamuyo verde. El italiano verde se vende entre sesenta y veinticinco céntimos de euro, mientras que el rojo registra valores que van desde sesenta y cuatro céntimos a veinte céntimos de euro el kilo.

Las temperaturas han cambiado en los últimos días de forma drástica en la provincia, con un incremento que se deja notar en las horas centrales del día. En la mayor parte de invernaderos ya se realizan tareas de mantenimiento y preparación para la próxima campaña agrícola, así para los trasplantes más tempranos de pimiento en zonas del poniente almeriense. La escasa rentabilidad que están obteniendo algunas hortalizas está acelerando este proceso de retirada de cultivo para la limpieza y preparación del suelo en los invernaderos de la provincia.

Almería: sigue con altos precios la sandía, mientras que el melón pierde valor progresivamente