agronoticias.es

(R.P.) Esta campaña la sandía se ha retrasado, al mismo tiempo que la demanda sigue siendo importante. Se registra una competencia importante de otros orígenes que pueden suplir la falta de volumen de la sandía almeriense.

Las cotizaciones siguen siendo muy rentables para los agricultores. La sandía mini cotiza de media sesenta y dos céntimos, mientras que la negra tiene un corte medio de setenta céntimos y la rayada registra un valor medio de sesenta céntimos de euro el kilo. En cuanto al melón, las cotizaciones han descendido con cortes que van desde cuarenta a veinticinco céntimos para el tipo piel de sapo, el amarillo se vende a una media de cuarenta céntimos y cortes que van desde veinte a cinco céntimos en el caso del tipo galia.

Respecto al tomate, las variedades de ramo y liso siguen con cotizaciones muy bajas. En el caso del tipo ramo tiene un precio medio de treinta céntimos, el liso cotiza de media treinta y tres céntimos, mientras que el tipo pera tiene un primer precio de sesenta céntimos y finaliza las ventas en torno a treinta y cuatro céntimos de euro el kilo. Los cortes del pepino continúan su descenso de precios llegando a mínimos de diez céntimos en el caso del tipo francés y cortes de entre treinta y siete céntimos a veinte céntimos para el tipo corto negro.

El calabacín fino se vende entre treinta y diez céntimos, mientras que el gordo inicia las ventas en torno a veinte céntimos y tiene remates de doce céntimos de euro el kilo. La berenjena redonda tiene un precio medio de veintidós céntimos y la rayada oscila entre un euro con dieciocho céntimos y ochenta céntimos de euro el kilo. Las judías verdes se mantienen con valores altos destacando el tipo strike con un corte medio de dos euros con quince céntimos, el tipo helda cotiza entre un euro con noventa y un euro con cinco céntimos y la emerite tiene un precio medio de un euro con ochenta céntimos de euro el kilo.

Respecto al pimiento, el lamuyo sigue con precios muy altos. El verde se vende entre un euro con cincuenta y un euro con veinte céntimos y el lamuyo rojo inicia las ventas en dos euros con siete céntimos finalizando las ventas en torno a un euro con sesenta céntimos de euro el kilo. Cada vez son más los agricultores que apuestan por un pimiento tardío que, en ocasiones, se vende con cantidades cerradas obteniendo una alta rentabilidad en estas fechas. El tipo italiano ha subido esta semana de precio, registrando el verde precios de entre sesenta y cuatro céntimos y cuarenta céntimos, y el tipo rojo se vende por debajo de treinta céntimos de euro el kilo.

Según previsiones de los semilleros de cara a la próxima campaña se están registrando retrasos en las plantaciones de tomate y pimiento. Aún es pronto, pero las superficies se prevé que se mantengan y bajen ligeramente en el caso del tomate que ha sido muy irregular esta campaña a pesar de los altos precios obtenidos durante algunos meses.

Almería: precios mínimos para el melón que aumenta de volumen