agronoticias.es

El director de la Interprofesional del Limón y Pomelo, Ailimpo, José Antonio García, participa este miércoles día 6 en Londres, en el seminario ‘El mercado británico, ahora y después del Brexit’, organizado por el Fresh Produce Consortium (FPC), la Asociación que representa al sector importador, exportador y retail de frutas y hortalizas del Reino Unido.

El seminario se ha organizado en el marco de la London Produce Show, Feria londinense donde se reúnen los principales productores, exportadores e importadores de frutas y verduras frescas y la flor cortada de Reino Unido.

El objetivo de este encuentro es debatir sobre las oportunidades y retos que se abren para el comercio de estos productos una vez que el Reino Unido haya abandonado la Unión Europea. También se abordarán los impactos potenciales, así como consejos procedentes de los expertos que intervendrán en el seminario.

La intervención de José Antonio García tendrá como objetivo analizar cómo sacar el máximo provecho de la globalización del sector en el marco del Brexit. Para ello hará un repaso al balance de cifras sobre la importación de frutas y hortalizas de Gran Bretaña (el 55% de las frutas y hortalizas que se consumen en Reino Unido proceden de la UE, siendo el principal proveedor España con 1,4 millones de toneladas), para concluir en la necesidad y responsabilidad que obliga a todas las partes a trabajar en común para mantener el suministro en Reino Unido y el equilibrio sostenible entre oferta y demanda.

En el campo de las hortalizas, los tomates, seguidos muy de cerca por la coliflor y el brócoli, figuran en primer lugar de las exportaciones de España a Reino Unido; mientras que en el campo de las frutas, destacan las mandarinas, las naranjas, los melocotones y, en cuarto lugar, los limones.

El director de Ailimpo destacará que, de cara al Brexit, la palabra clave es ‘preparación’, y por lo tanto es responsabilidad del sector exportador español y del importador británico trabajar de forma conjunta analizando, primero el impacto, segundo las consecuencias y, por último, las soluciones. Este ejercicio de cooperación deberá realizarse abordando cinco niveles: la producción; el comercio y el abastecimiento; el embalaje; operativa y exportación; logística y transporte; y las aduanas.

“El éxito no está en el gran paso que se dé en el futuro, sino en los pequeños pasos que se den ahora mismo”, concluirá.