agronoticias.es

El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, aseguró hoy que el Pacto Regional del Agua, firmado esta mañana en el Palacio de San Esteban, “debe servir para implicar a todos en esa tarea de hacer de nuestra necesidad una prioridad para el Estado”, y resaltó que “llevaré este acuerdo a La Moncloa porque es la voz de la Región y nadie le puede dar la espalda”.

López Miras manifestó que tiene la mano tendida “para que este acuerdo, que hemos demostrado que es posible en la Región, sea también un pacto nacional que aporte verdaderamente las soluciones que necesitamos”. En su opinión, “la firma de un pacto regional demuestra responsabilidad y unidad, y es un paso fundamental, pero claramente insuficiente”.

Durante su intervención, mostró su agradecimiento al resto de formaciones políticas firmantes de este acuerdo, a toda la sociedad, a los regantes y al sector agroalimentario, y resaltó que “en nuestras manos está seguir adelante y entender que hoy no se llega a la meta, sino que hemos dado el primer paso para la solución definitiva”.

“España y la Región necesitan esa solución, los murcianos la exigen y yo, como presidente, velaré porque así sea”, remarcó López Miras, quien expresó sus “dudas y preocupación” ante la nueva situación política, ya que, dijo, el Gobierno de Rajoy “ya se había comprometido a sacar adelante un Pacto Nacional de Agua, y ahora es necesario retomar esta tarea para que nadie olvide la necesidad de llegar al mismo”. Al respecto, recordó que ha enviado una carta a Pedro Sánchez para “explicarle lo imprescindible que es que, en este y otros temas, la Región de Murcia no pierda tiempo”.

“El agua aquí no sólo es vida, es empleo, prosperidad, desarrollo, economía y es, en definitiva, un elemento vital para el bienestar de nuestros ciudadanos”, afirmó el jefe del Ejecutivo regional, quien añadió, no obstante, que “no se puede hablar de agua sólo en clave de la Región de Murcia”, sino que “era necesario que España asumiera que la solución debía tener un carácter nacional, porque el problema también lo tenía”.

En este sentido, recordó que “por eso mi primera reunión como presidente de la Región fue en el despacho de la ministra de Agricultura con los regantes y empresarios porque el agua es empleo y crecimiento, exigiendo lo que es justo para nuestra Región”.

Señaló que “las medidas concretas en situaciones excepcionales son positivas pero hay que ir más allá”, y consideró necesario que España plantee “cómo quiere utilizar sus recursos con una visión de Estado, porque lo dice la Constitución pero, además, es la única solución posible”. Reiteró que “hay agua para atender las necesidades de todos los españoles”, y señaló que “es necesario contar con las infraestructuras adecuadas que permitan llevar este recurso de donde sobra a donde se necesita”.

El Tajo-Segura, “imprescindible e irrenunciable”

El Pacto Regional del Agua firmado hoy en el Palacio de San Esteban contempla un total de 35 puntos entre los cuales se recoge que el trasvase Tajo-Segura es una infraestructura “imprescindible e irrenunciable”. También considera la desalación “como un recurso complementario” y subraya que “debe abordarse la completa puesta en marcha de las desaladoras ya existentes”.

La Región ya tiene el 85 por ciento de su superficie regable modernizada y reutiliza un 98 por ciento el agua. Aunque dispone de poco margen de progreso en este sentido, el pacto reitera el compromiso de la Región de avanzar en reutilización del agua y la mejora de las instalaciones existentes.

Además, los representantes de las formaciones políticas regionales firmantes del mismo se comprometen a instar a sus estructuras a nivel nacional a asumir lo previsto en este acuerdo y a favorecer la consecución de un Pacto de Estado sobre el Agua. Fuente: carm