(R. P.) - El mes de junio comienza con precios bajos para el melón. Este producto ha incrementado su volumen en la última semana, al mismo tiempo que los precios bajan y son poco rentables.

El tipo amarillo tiene un precio medio de treinta y cinco céntimos, el galia cotiza entre cincuenta y cinco y diecisiete céntimos mientras que el melón categoría inicia las ventas en torno a cuarenta y tres céntimos y tiene remates de veinticinco céntimos de euro el kilo. Respecto a la sandía, en las dos últimas semanas se registran ligeros descensos en las cotizaciones de la sandía. La negra sin semillas tiene un corte medio de setenta céntimos, mientras que el tipo mini se sitúa en torno a sesenta y dos céntimos y la rayada tiene un corte medio de sesenta céntimos de euro el kilo.

El descenso de las cotizaciones también se está dejando notar en otros productos como el calabacín, que tanto el fino como el gordo se venden por debajo de veinticuatro céntimos de euro. Asimismo, la berenjena larga inicia las ventas en cuarenta céntimos y tiene últimos cortes de veinte céntimos de euro el kilo. La berenjena larga se mantiene con valores que van desde un euro con sesenta a un euro con veinte céntimos de euro el kilo.

Otro producto con cotizaciones mínimas es el pepino. El tipo corto negro tiene primeros cortes de treinta céntimos y finaliza las ventas en torno a diez céntimos de euro. El pepino francés ha bajado hasta cortes que van desde quince a seis céntimos de euro el kilo. Las judías verdes, aunque también han perdido valor, siguen registrando precios elevados. La judía strike tiene un corte medio de dos euros con treinta céntimos, la perona semi se vende entre tres euros y dos euros con diez céntimos y la judía helda cotiza entre un euro con ochenta céntimos y un euro el kilo.

Las cotizaciones del pimiento lamuyo rojo han vuelto a subir esta semana alcanzando primeros cortes de dos euros con quince céntimos, mientras que el verde se vende entre un euro con treinta y un euro con diez céntimos. El italiano verde se encuentra estancado en precios que van desde cincuenta y cinco a veintiocho céntimos de euro, obteniendo el italiano rojo mayores cotizaciones con valores de entre un euro con cincuenta y sesenta céntimos de euro el kilo. El tomate liso registra una media de cuarenta céntimos, el tipo ramo tiene un corte medio de veinte céntimos y el tipo pera inicia las ventas en torno a cincuenta y siete céntimos y tiene últimos cortes de treinta céntimos de euro el kilo.