agronoticias.es

El episodio de tormentas de los últimos días, con lluvias torrenciales en pocas horas y granizo, han afectado de momento a unas 4.000 hectáreas de cultivo en las provincias de Castellón y Valencia que superarán con seguridad la cantidad de los 10 millones de euros, según informa LA UNIÓ de Llauradors.

Los principales daños se centran en las comarcas del Maestrat, Plana Alta y Plana Baixa en Castellón donde ha afectado fundamentalmente a cítricos. En la provincia de Valencia ha afectado a Los Serranos, Utiel-Requena, Valle de Ayora-Cofrentes, La Costera y la Vall d’Albaida, con afección en la viña, almendra y fruta de verano.

Las tormentas podrían alargarse, según las previsiones climatológicas, hasta el próximo fin de semana, por lo que la cifra de pérdidas y de superficie podría verse aumentada en los siguientes días.

Los cultivos afectados tienen cobertura de seguros en el caso de que se tuviera una contratada una póliza en vigor. LA UNIÓ reclamará ayudas especiales para la adquisición de fungicidas con objeto de evitar los problemas por el exceso de humedad y del mismo modo instará a que se arreglen las infraestructuras agrarias -fundamentalmente caminos- de forma rápida para continuar realizando las actividades agrarias con normalidad.