agronoticias.es

(R.P.) Cerca de la llegada de la segunda quincena del mes de abril comienzan a llegar a las subastas los primeros melones galia procedentes de los trasplantes más tempranos. No se trata aún de cantidades elevadas, debido a su precocidad, obteniendo precios medios de un euro el kilo como es habitual en estas primeras partidas.

 El resto de productos hortofrutícolas no está obteniendo resultados muy rentables, principalmente en el caso del pepino, berenjena larga, algunos tipos de tomate y pimiento.

El tomate se encuentra en una etapa de transición productiva entre las plantaciones de otoño y primavera. Los tomates destinados al mercado nacional son los más valorados. El tipo ramo oscila entre treinta y veinte céntimos de euro, mientras que el tipo pera cotiza entre sesenta y treinta céntimos, y el larga vida asciende a cortes de ochenta céntimos con remates de treinta y cuatro céntimos de euro el kilo.

En cuanto al pimiento, el tipo italiano verde es el más valorado debido a la alta demanda interna con cortes de entre un euro con veinte céntimos y ochenta y cinco céntimos de euro el kilo. El italiano rojo se vende entre setenta y ocho céntimos y cuarenta y cuatro céntimos de euro el kilo. Parte de los cultivos de ciclo único de pimiento california se retiran de los invernaderos este mes y el resto concluirán las próximas semanas de mayo. Holanda y Murcia toman el relevo como proveedores de este tipo de pimiento. En la fase final de la campaña es habitual una bajada de las cotizaciones, aunque en las últimas semanas se sitúan en valores más bajos que en el mismo periodo de campañas precedentes. El california verde y rojo se venden por debajo de treinta y cinco céntimos de euro, mientras que el amarillo tiene un corte medio de cuarenta y siete céntimos de euro el kilo. El lamuyo rojo tiene un precio medio de cincuenta y ocho céntimos, mientras que el verde alcanza primeros cortes de setenta y ocho céntimos finalizando las ventas en torno a cincuenta y ocho céntimos de euro el kilo.

La berenjena rayada se mantiene con altos valores que van desde un euro con cinco céntimos a cincuenta céntimos de euro, mientras que la berenjena larga no supera primeros precios de treinta céntimos con remates de veinte céntimos de euro el kilo. La oferta de pepino es reducida, siendo Holanda el principal competidor en estas fechas. El pepino largo tiene un precio medio de veinte céntimos, el tipo francés cotiza de media veintiséis céntimos de euro y el corto negro oscila entre treinta y trece céntimos de euro el kilo. Las judías verdes continúan con altos valores destacando la strike con una media de dos euros con noventa céntimos, la perona roja registra un corte medio de dos euros con cuarenta céntimos y la judía tipo helda se vende entre dos euros con veinte céntimos y un euro con treinta céntimos de euro el kilo.

Almería: el tomate comienza a subir de precio esta primavera