agronoticias.es

La propuesta de la Comisión Europea toma como base la Ley española para la Mejora de la Cadena Alimentaria e incluye una lista de prácticas comerciales prohibidas entre proveedores y compradores, un conjunto de reglas mínimas y una coordinación entre las autoridades de control.

Cooperativas Agro-alimentarias de España aplaude la propuesta de la Comisión Europea, presentada por el comisario Phil Hogan, que propone un marco europeo mínimo para controlar las prácticas comerciales desleales (PCD) a través de órganos públicos independientes con capacidad de sancionar, investigar de oficio y recibir denuncias anónimas.

A partir de ahora los Estados miembros están obligados a aplicar la directiva en su legislación nacional en un plazo máximo de dos años y deberán crear una autoridad de control independiente. El control de las prácticas comerciales desleales implicará una mayor transparencia del mercado comunitario y evitará comportamientos comerciales ya prohibidos que no estaban siendo fiscalizados, como la mora en los pagos de productos frescos en más de 30 días. También impulsará unas relaciones comerciales más leales y una mejora en el funcionamiento del mercado, que será más sostenible para operadores y consumidores.

No obstante, a juicio de Cooperativas Agro-alimentarias de España, la propuesta tiene margen de mejora porque limita la aplicación de la normativa a las relaciones entre un proveedor PYME y un comprador no PYME, cuando las prácticas comerciales desleales también se dan entre empresas que ya han superado la dimensión PYME y siguen teniendo una relación de gran dependencia con sus clientes.

Cooperativas Agro-alimentarias de España ha insistido en la necesidad de introducir en la directiva como práctica comercial desleal la venta a pérdidas, principal práctica desleal que sufre el sector agroalimentario y que necesita cobertura jurídica a nivel UE. También es necesario establecer un mecanismo eficaz para dirimir e investigar las prácticas comerciales desleales que se produzcan en las transacciones comerciales que afecten a varios países de la UE.

Tras más de diez años de debate institucional y de trabajo, en los que ha participado Cooperativas Agro-alimentarias de España con la Comisión, el Parlamento Europeo y el COPA-COGECA, esta iniciativa de directiva supone un paso decisivo para establecer un marco europeo común en el control público e independiente de las prácticas comerciales, reconoce la existencia de las prácticas comerciales desleales y la escasa eficacia de los enfoques de reglamentación exclusivamente voluntarios.

Cooperativa Agro-alimentarias de España continuará trabajando con la Comisión Europea, el Parlamento Europeo y el Consejo para mejorar algunos puntos de la misma y para que entre en vigor lo antes posible Fuente: Cooperativas Agro-alimentarias