agronoticias.es

Los representantes provinciales de ASAJA-Almeria, Francisco Vargas y Adoración Blanque, ha presentado en el día de ayer un balance intermedio de la actual campaña hortícola en la que se han ofrecido algunas de las claves que están marcando este año, en las que destaca por un lado el incremento de superficie y un incremento de producción que ciframos en un 15% y que viene motivado precisamente por esa mayor superficie y las temperaturas suaves del otoño.

Pero sin lugar a duda el principal escollo y la nota dominante son los precios que han sido desastrosamente inaceptables en invierno, que es precisamente cuando dominamos el mercado y cuando está el momento más importante de nuestra cosecha, y que continúan en la misma tendencia en este arranque de la primavera, tal y como ha expuesto, Francisco Vargas, "este invierno ha sido un verdadero desastre, los precios de la generalidad de los productos han caído respecto a la campaña pasada en un 20%, pero es más, también son un 10% más bajos que la media de las últimas 5".

ASAJA critica la falta de adaptación y de previsión entre nuestro comercio para llevar a cabo un uso adecuado de los actuales mecanismos de gestión de crisis, debiendo coordinarse entre las propias OPFH y su Asociación, ya que es la tiene el monopolio para organizar la distribución gratuita en Andalucía. "La situación es insostenible, se ha estado vendiendo incluso por debajo del precio de retirada para distribución gratuita en pepino, tomate, berenjena, y calabacín, y recordemos que estos precios están muy por debajo de los costes, e incluso en el caso de la berenjena hemos vendido a 10 céntimos, un precio muy por debajo del que está fijado para la retirada a otros destinos". La Organización insiste en que para las retiradas a distribución gratuita Europa financia el 30 % del precio del producto a salida de OP, y es afrontado el 100% (no hay cofinanciación), y se incluyen los gastos de transporte y manipulado, mientras que en el caso de la retirada a otros destinos (alimentación animal, vertedero etc.) se paga un 20% del precio a salida de la OP, siendo cofinanciado al 50% entre Europa y la propia OP, además de que para este fin no se puede retirar más el 5% del total de la facturación de la OP.

La Organización reitera en que existe margen para maniobrar y tomamedidas, y recuerda a las OPFH "que no pueden seguir escondidas" y que deben actuar de forma coordinada y planificada, ya que podrían haber evitado ésta y otras crisis de precios actuando de forma preventiva cuando ya se perciben síntomas en el mercado que pueden desencadenar un descenso de precios. "Hay un eslabón en la cadena que vive muy cómodo y al que hay que exigirle que venda de forma adecuada, ajustando sus costes de forma que al agricultor le quede lo suficiente para seguir adelante porque al agricultor ya no se le puede exigir más", ha apuntado Vargas.

Por ello y a pesar de las deficiencias que pudieran presentan estos mecanismos de gestión de crisis la solución pasa por empezar a utilizarlos pensando en el agricultor, por este motivo desde ASAJA reiteramos a las OPFH de Almería y también a las de Granada, que tomen medidas de forma urgente que acaben con una situación muy preocupante.