(R.P.) El final del mes de marzo marca también los últimos tramos de las campañas comerciales del pimiento california. Las cotizaciones han descendido de forma importante, registrándose pocos cortes en las subastas.

El tipo california rojo se vende entre sesenta y treinta y cinco céntimos, el verde tiene un precio medio de cincuenta y ocho céntimos y el amarillo inicia las ventas en torno a cuarenta y dos céntimos con últimos cortes de treinta céntimos de euro el kilo. Las plantaciones de pimiento se encuentran en una fase muy avanzada y la calidad, propia de la etapa final de la campaña, se ha visto bastante mermada por las lluvias, planteando problemas para su comercialización. Los tres colores del tipo california ven disminuida su oferta en las principales subastas entre un 40% y un 50% en los últimos días del mes de marzo. El lamuyo rojo cotiza entre setenta y tres céntimos y cincuenta céntimos y el verde tiene un primer corte de noventa y cuatro céntimos terminando las subastas en torno a setenta y cinco céntimos de euro el kilo. Por su parte, el pimiento italiano sigue manteniendo altos valores con cortes de entre un euro con cincuenta céntimos y un euro con cinco céntimos de euro el kilo.
Las cotizaciones del tomate tampoco están siendo muy favorables. El tomate pera oscila entre cincuenta y cinco y treinta y seis céntimos de euro, el tomate ramo cotiza entre cincuenta y veinte céntimos y el tipo larga vida verde tiene un primer corte de sesenta céntimos con últimos precios de cuarenta y cinco céntimos de euro el kilo. Comparando los precios del mes de marzo del tomate con campañas anteriores se observa que son notablemente inferiores, especialmente en los tipos larga vida y pera.
Los precios que está obteniendo la berenjena larga no están siendo muy rentables, llegando a precios mínimos de quince céntimos con un corte medio de veinte céntimos de euro. La berenjena rayada se mantiene con altos valores que van desde noventa y cuatro céntimos a cuarenta y ocho céntimos de euro. El precio medio del calabacín sigue bajando. La calidad comercial que presenta es variable debido a la presencia de cultivo de otoño y de nuevas plantaciones. El calabacín fino registra cortes de entre setenta y cinco céntimos y sesenta céntimos, mientras que el gordo se vende entre sesenta y tres céntimos y cuarenta y cinco céntimos de euro.
En este mes que finaliza los precios del pepino tampoco están siendo favorecedores. El tipo largo tiene un corte medio de treinta céntimos, el pepino francés inicia las subastas en torno a cincuenta céntimos con últimos cortes de treinta y cinco céntimos de euro el kilo. El pepino corto negro oscila entre cuarenta y veinte céntimos de euro el kilo. Por su parte, las judías verdes también han bajado de precio, destacando la strike con una media de cuatro euros con noventa céntimos, la perona roja con un corte medio de dos euros con ochenta y la emerite con una media de dos euros el kilo.

Almería: estabilidad en los precios previos a la Semana Santa