agronoticias.es

Las heladas de finales de febrero afectaron a 3.500 ha en la Región de Murcia y a más de 500 ha en la Comunidad Valenciana. Un equipo de 33 peritos ha comenzado la inspección inmediata en ambas zonas, estimando acabar las tasaciones a finales de la próxima semana.

Agroseguro prevé indemnizaciones por valor de 24,7 millones de euros por las heladas de los días 23 y 24 de febrero que afectaron especialmente a explotaciones de frutales en la Región de Murcia y en la Comunidad Valenciana.

Durante el último fin de semana de febrero, un frente de aire muy frio provocó un desplome de las temperaturas (que llegaron hasta los 6 ºC bajo cero) y ocasionó importantes daños en variedades de floración extra-temprana y temprana, casi todas de recolección anterior al 10 de junio. Los cultivos más afectados fueron melocotón, nectarina, paraguayo, platerina y albaricoque de las zonas de la Vega Media y Alta del Segura.

Agroseguro ha reforzado las comarcas afectadas con peritos de las zonas colindantes para agilizar la valoración. Las primeras tasaciones confirman la alta afección de las parcelas que se encontraban en flor en el momento del siniestro. En Murcia, un equipo de 20 peritos ha tasado ya un 25% de la superficie, con porcentajes de afección media del 69%. Por su parte, en la Comunidad Valenciana hay 13 peritos que ya han tasado un 43% de los siniestros, teniendo un nivel de afección media del 78%.

La estimación de indemnizaciones, si se cumple lo previsto en la planificación, se sitúa en 22,2 millones de euros en la Región de Murcia y 2,5 millones de euros en la Comunidad Valenciana. Consciente de la necesidad de responder con eficacia al impacto de estas incidencias, Agroseguro está agilizando todos los procesos para fijar los pagos en torno a finales de mayo o principios de junio, a medida que finalicen las tasaciones definitivas.

Agroseguro

El sistema español de Seguros Agrarios Combinados ofrece cobertura al sector agrario frente a los daños causados en las producciones agrícolas y ganaderas por siniestros de diversa naturaleza. Las condiciones climáticas extremas y cambiantes que se están produciendo en los últimos meses y los perjudiciales efectos que tienen en las cosechas ponen de manifiesto la conveniencia de proteger las explotaciones con un seguro agrario que permita hacer frente a estas situaciones.