agronoticias.es

El Grupo de Contacto Hispano-Franco-Italiano, compuesto por representantes de los productores de fresas de Francia y de Italia, así como de España, agrupados en la Asociación de Productores y Exportadores de Fresa de Huelva, Freshuelva, integrada en FEPEX,

se han reunido hoy en la sede de la asociación onubense con el fin de analizar la campaña actual, así como analiza el estado de los trabajos conjuntos llevados a cabo en el ámbito fitosanitario.

En este encuentro, que se celebra de forma anual hace hace ahora 20 años, los productores españoles, franceses e italianos intercambian experiencias y analizan los retos del mercado global de forma conjunta con el objetivo de que la fresa sea un producto con una posición estratégica en el mercado internacional.

Los representantes de los tres países valoraron el inicio de la pasada campaña y repasaron los datos de la pasada campaña, muy similares a los registrados en 2016. En este sentido, el gerente de Freshuelva, Rafael Domínguez, destacó que la campaña pasada se cerró con una producción de 302.500 toneladas y una facturación de 455 millones de euros, siendo Alemania, Francia, Reino Unido e Italia los principales países de destino. De la misma forma, resaltó que en la presente campaña ha cambiado la tendencia de los dos últimos años y ha aumentado cultivada de fresas en un 9%.

Caroline Granado, en representación de la APOn Fraises de France, relató que su organización, que aglutina a 550 productores y el 45% del sector, produjo el pasado año 22.000 toneladas de fresas, vaticinando que esta cifra aumentará entre un 2 y un 3% en la presente campaña.

Por su parte, Federico Nicodemo, director comercial de Nicofruit y representante de Asso Fruit Italia, detalló que la producción de fresas en Italia la pasada campaña alcanzó las 150.000 toneladas, con una facturación de 303 millones de euros. Los principales países de destino de las exportaciones fueron Alemania, Austria, Eslovenia y Croacia.

Los representantes de los tres países repasaron también la normativa de materias activas permitidas en el ámbito fitosanitario y, acordaron poner en valor y trasladar a las respectivas administraciones el cumplimiento escrupuloso de la normativa garantizando en todo momento la seguridad del consumidor.

De la misma forma, España, Francia e Italia acordaron exigir un mayor control del reempaquetado de fresas de otros países de orígenes, tras poner de relieve que este hecho se está produciendo con la fresa marroquí en España o con la fresa alemana en Francia.

El Grupo de Contacto, abrió, además, una nueva línea de cooperación en materia de promoción, acordando realizar propuestas conjuntas en el marco de la política de promoción de la Comisión Europea.

A la reunión celebrada en Freshuelva asistieron el presidente, Alberto Garrocho; el gerente, Rafael Domínguez; el vicepresidente primero, José Antonio Márquez, y el tesorero, Manuel Limón. Por parte de Francia, acudieron Xavier Mas y Caroline Granado; y de Italia, Demetrio, Federico y Gabriel Nicodemo. Manuel Piedra lo hizo en representación de UPA, mientras que Ismael Aguilar y Enrique Acción acudieron a la reunión por parte de COAG; y Félix Sanz, por parte de Asaja. Finalmente, también asistió la consejera Agrícola de la Embajada de España en Francia, María José Hernández.

El grupo de contacto hispano-francés-italiano también ha realizado una visita técnica a plantaciones de fresas y de otras berries de la provincia, como las de Bonafrú, en Bonares, y Cuna de Platero, en Moguer, en la que han podido comprobar la evolución de las diferentes variedades, así como las técnicas de producción y de control biológico de plagas que se practican en los campos onubenses.

El Grupo de la Fresa es uno de los grupos de contacto que se crearon en el marco del Comité Mixto Hispano-Francés de frutas y hortalizas hace ahora 20 años, al que se unió Italia en 2010, y que se reúne con una periodicidad anual.