agronoticias.es

Los fruticultores de las zonas de producción más tardías (Aragón, Cataluña, La Rioja, Navarra…) tienen hasta el 28 de febrero para asegurar su cosecha 2018 frente a los riesgos de helada y mal cuajado, excepto en la comarca de El Bierzo (León), cuyo final de contratación es el 10 de marzo, así como para asegurar los cultivos de manzana de mesa y pera con el Módulo P.

En la campaña anterior (cosecha 2017) se suscribieron a nivel nacional 15.414 pólizas que dieron cobertura a casi 110.400 hectáreas y a una producción de 2,41 millones de toneladas. Destaca que casi el 60% de la producción asegurada se concentra en las comunidades autónomas de Cataluña y Aragón.

La siniestralidad correspondiente a los daños provocados por la adversa meteorología de 2017 asciende a 58,70 millones de euros, por un total de cerca de 25.000 hectáreas afectadas. Las tormentas de pedrisco son las que más han afectado a las producciones de frutales, con cerca de 12.200 hectáreas con siniestro; le sigue el mal cuajado, con más de 6.200 hectáreas afectadas, y la helada, con casi 2.500 hectáreas dañadas.   

Aragón y Cataluña (fundamentalmente la provincia de Lérida), dos de las principales zonas productoras de fruta tardía, acumulan más del 30% de la siniestralidad total. Los episodios tormentosos ocurridos entre los días 5 y 9 y 21 y 23 de julio son los que más afectaron a ambas zonas, si bien también han sufrido daños por mal cuajado y helada.

Agroseguro

El sistema español de Seguros Agrarios Combinados ofrece cobertura al sector agrario para hacer frente a los daños causados en las producciones agrícolas y ganaderas por todo tipo de riesgos climatológicos y epizoóticos. El efecto que causan las extremas condiciones climáticas que se están produciendo en los últimos meses y la rápida respuesta que agricultores y ganaderos han recibido, demuestran la importancia de contar con una herramienta eficaz, como es el seguro agrario, para la gestión de sus riesgos.