agronoticias.es

La exportación de frutas y hortalizas frescas en octubre se ha estabilizado con relación al mismo mes de 2016, registrando igual volumen exportado, 868.684 toneladas, y un crecimiento en valor del 2,2%, totalizando 830,7 millones de euros,

mientras que la importación ha crecido un 6,6% en volumen y un 17% en valor, totalizando 244.781 toneladas y 200,1 millones de euros, según los últimos datos actualizados de la Dirección General de Aduanas, dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad.

La estabilización de la exportación en octubre se ha debido principalmente al retroceso de las hortalizas, con un 1,6% menos, totalizando 354.784 toneladas, mientras que las frutas han aumentado un 1,2%, situándose en 513.900 toneladas. En valor la exportación de hortalizas ha totalizado 303,6 millones de euros (+0,7%) y la de frutas 527 millones de euros (+3,1%).

El crecimiento de la importación en octubre se ha producido por las frutas, con un 27% más en volumen y un 17,8% en valor que en octubre de 2016, totalizando 157.707 toneladas y 145,3 millones de euros. Crecen fuertemente las importaciones de kiwi que pasan de 10.000 a 26.000 toneladas, de aguacate, mango, plátano y piña, mientras retroceden las importaciones de manzana y pera.

Por el contrario, la importación de hortalizas en octubre descendió un 17,5% en volumen y un 4,2% en valor con relación con octubre de 2016, totalizando 87.074 toneladas y 54,7 millones de euros. Los mayores volúmenes importados en octubre correspondieron a patata, con 45.339 toneladas (+0,6%) y 10,2 millones de euros (-32%) y judía verde, con 11.591 toneladas (-50%) y 13 millones de euros (-6,5%).

Para FEPEX, el comportamiento de la importación pone de relieve la diversificación creciente del consumo, especialmente en frutas, poco sensible a las políticas de preferencia nacional, con mayor impacto en otros Estados miembros de la UE.