agronoticias.es

(R. P.) - En esta semana previa a la Navidad, el tomate y el pimiento vuelven a liderar las pizarras en cuanto a rentabilidad. Otras hortalizas como el pepino largo continúan estables tras la subida experimentada, y otros como la berenjena o el calabacín se mantienen estables.

 Del conjunto de tomate, el tipo larga vida es el de mayo valor con cortes que van desde un euro con diez céntimos a noventa céntimos de euro. El tomate pera se vende entre ochenta y ocho céntimos y setenta y cinco céntimos de euro, y el tomate ramo inicia las ventas en torno a noventa y cinco céntimos y tiene últimos precios de ochenta céntimos de euro el kilo.

La oferta de tomate, en su conjunto, sigue siendo menor que la registrada en las mismas fechas del pasado año. Se considera una campaña muy positiva para el tomate, para todos los tipos con precios muy rentables para los agricultores.

Los precios del pimiento siguen incrementándose una semana más. El california verde tiene un precio medio de ochenta céntimos de euro, el rojo se vende entre noventa y dos céntimos y setenta y cuatro céntimos y el california amarillo cotiza entre un euro con cuarenta y cinco céntimos y un euro con veinte céntimos de euro el kilo. El lamuyo rojo cotiza entre noventa céntimos y sesenta y cinco céntimos de euro, mientras que el lamuyo verde tiene un primer precio de ochenta y dos céntimos y últimos cortes de sesenta y nueve céntimos de euro. El italiano verde alcanza primeros precios de un euro con veinte céntimos y finaliza las ventas en torno a un euro el kilo. El italiano rojo ha subido hasta precios que van desde ochenta y cinco céntimos a cuarenta céntimos de euro.

Se ha reducido la oferta de pepino por la llegada del frío, disminuyendo la producción e incrementándose los precios en origen. El pepino largo cotiza entre ochenta y siete céntimos y sesenta y cinco céntimos de euro, el pepino corto negro tiene un primer corte de noventa y dos céntimos y remates de sesenta y cinco céntimos de euro, y el tipo francés baja hasta precios que van desde cuarenta y dos céntimos a treinta céntimos de euro el kilo. Las judías verdes se mantiene con altas cotizaciones, siendo la strike la de mayor valor con precios que van desde tres euros con ochenta céntimos a dos euros el kilo. La perona roja tiene un precio medio de tres euros con treinta céntimos la judía helda se vende entre tres euros con ochenta y cinco y dos euros con veinte céntimos y el tipo rastra tiene un corte medio de tres euros con sesenta céntimos de euro el kilo.

Respecto al calabacín, también se ha reducido la oferta por la bajada de las temperaturas. Aunque los precios subieron son inferiores a los registrados durante la pasada campaña agrícola. El calabacín gordo cotiza entre ochenta y sesenta y cuatro céntimos de euro, y el calabacín fino se vende entre ochenta y cinco y setenta y cuatro céntimos de euro. La berenjena, a pesar de haber subido de precio la pasada semana, ha experimentado un descenso. El tipo larga se vende entre un euro con quince céntimos y noventa céntimos de euro, y el tipo rayada tiene un primer corte de un euro con cuarenta céntimos y finaliza las ventas en torno a un euro con veinte céntimos de euro el kilo.