agronoticias.es

El comercio de frutas y hortalizas frescas entre los Estados miembros de la UE se mantiene estable en volumen con 20 millones de toneladas y crece un 5% en valor, con 19.333 millones de euros, según los últimos datos actualizados por la Oficina de Estadísticas de la UE, Eurostat, correspondientes al primer semestre de 2017 y comparados con el mismo periodo del año anterior.

El volumen comercializado de frutas y hortalizas frescas entre los Estados miembros de la UE en el primer semestre sigue la tónica de estabilización del último año, 2016, cuando ascendió a 37,9 millones de toneladas frente a 37,8 millones de toneladas en 2015. El comercio intracomunitario de hortalizas ascendió a 10,6 millones de toneladas (-1,8%) y el de frutas fue de 9,3 millones de toneladas (+2,1%).

El valor del comercio intracomunitario de frutas y hortalizas frescas, creció en el primer semestre de 2017 un 5%, situándose en 19.333 millones de euros, igual que lo hizo en el año anterior, en 2016, cuando se situó en 34.454 millones de euros, un 5% más que en 2015.

Los datos del comercio intracomunitario hortofrutícola ponen en evidencia que los flujos comerciales entre los Estados miembros están consolidados, según FEPEX, sin cambios entre los principales países importadores, siendo Alemania el mayor importador, con 4,6 millones de toneladas en el primer semestre de 2017, la misma cantidad que hasta junio de 2016. Detrás de Alemania figura Francia, con 2,2 millones de toneladas, también la misma cantidad que el año anterior, Países Bajos con 1,9 millones de toneladas, la misma cantidad que el año anterior y Reino Unido con unas importaciones de frutas y hortalizas comunitarias en el primer semestre de 1,73 millones de toneladas, prácticamente la misma cantidad que en el primer semestre de 2016, cuando importó 1,77 millones de toneladas.

En cuanto a los principales exportadores comunitarios, en el periodo analizado y según datos de Eurostat, España es el primer exportador, con 6,5 millones de toneladas, un 1,5% más. Francia y Bélgica también crecieron con 2,1 millones de toneladas (+5%) y 2 millones de toneladas respectivamente (+6%). Por el contrario, destaca el retroceso de Países Bajos en un 5%, con 3,9 millones de toneladas exportadas en el primer semestre de 2016 y 3,7 millones de toneladas en el primer semestre de este año.

En cuanto al comercio extracomunitario, lo exportado por la UE fuera de sus fronteras, refleja tasas negativas. La exportación comunitaria de frutas y hortalizas frescas en el primer semestre de 2017 descendió un 5% con relación al mismo periodo de 2016, totalizando 3,06 millones de toneladas, de las que 1,87 millones de toneladas correspondieron a frutas (-5%) y 1,19 millones de toneladas a hortalizas (-1%). El año anterior, 2016, los envíos extracomunitarios se situaron en 6,6 millones de toneladas, un 8% menos que en 2015 y el valor fue de 4.981 millones de euros en 2016, prácticamente la misma cifra que en 2015 cuando ascendió a 4.944 millones de euros.

Para FEPEX estos datos deben ser tenidos en cuenta por la Comisión Europea en el diseño de su política comercial, adoptando una actitud más pro-activa en las negociaciones comerciales con aquellos países que pueden suponer una oportunidad real para el sector hortofrutícola comunitario. Fuente: FEPEX