agronoticias.es

El consumo de frutas y hortalizas frescas en los hogares ha vuelto a descender, con un 4,4% menos de cantidades compradas y un 4,6% menos de gasto, en agosto con relación al mismo mes de 2016, según los últimos datos del Panel de Consumo Alimentario del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, totalizando 670,3 millones de kilos y 891,8 millones de euros.

El descenso del consumo en los hogares en el mes de agosto se ha producido tanto en hortalizas, con 208,4 millones de kilos, un 6,5% menos que en agosto de 2016, como en patata, con 78,5 millones de kilos (-4%) y en frutas, con 383,3 millones de kilos (-3,3%). El gasto también ha caído con 354,6 millones de euros en el caso de las hortalizas (-2,5%) 56,5 millones de euros en hortalizas (-17,6%) y 480,6 millones de euros en frutas (-4,3%).

En el acumulado de enero a agosto el consumo de frutas y hortalizas en los hogares ha registrado una caída del 3,3% en volumen, totalizando 5.225 millones de kilos y del 0,8% en el gasto, con 7.605 millones de euros (-0,8%). El consumo de hortalizas ascendió a 1.704 millones de kilos (-4,3%) y 3.003 millones de euros (+0,9%), el de frutas fue de 2.880 millones de kilos (-3%) y 4.123 millones de euros (-1,7%) y el de patata fresca se situó en 641 millones de kilos (-1,8%) y 479 millones de euros (-3,5%).

El descenso continuado del consumo de frutas y hortalizas frescas es muy preocupante, según FEPEX, a la vez que contradictorio, ya que son consideradas los principales componentes de una dieta sana. Por ello, se considera importante reforzar la comunicación y la implicación de las distintas administraciones involucradas, principalmente del ámbito sanitario, ya que el mantenimiento de una dieta sana entre la población contribuye a la reducción del gasto en sanidad. Fuente: FEPEX