agronoticias.es

Esta semana se ha conocido el texto de la Comunicación de la Comisión "The future of food and farming" sobre el futuro de la PAC post 2020, que oficialmente se dará conocer a finales de noviembre, en el que preocupa, en opinión de FEPEX, la ausencia de cualquier referencia a la Organización Común de Mercados, que incluye algunas de las medidas estratégicas para el sector de frutas y hortalizas como son las organizaciones de productores y sus programas operativos.

Sin embargo, el documento de la Comisión valora la contribución de los pagos directos al cumplimiento de los objetivos de la PAC y a la resiliencia de las explotaciones, y defiende el futuro de su financiación íntegramente comunitaria. En este ámbito se debe considerar que la generalidad del sector de frutas y hortalizas español está excluido de estos pagos, lo que refuerza la prioridad de mantener los programas operativos, principal medida para impulsar las inversiones y la competitividad del sector hortofrutícola, en un contexto en el que la Comisión, además, aboga por un comercio abierto, aunque plantea simultáneamente la existencia de determinados sectores sensibles que no pueden asumir una competencia sin restricciones como resultado de los acuerdos comerciales de la UE, posición compartida por FEPEX.

Preocupa también que en el documento se hagan múltiples referencias a medidas que fomentan la nacionalización y regionalización de la PAC, lo que, según FEPEX, puede provocar desigualdades y distorsiones de la competencia. En este sentido y en el apartado de medidas de gestión de crisis, la Comisión destaca que es posible desarrollar un enfoque integrado y coherente de la gestión de crisis que combine las intervenciones a nivel de la UE con estrategias de los Estados miembros y los instrumentos del sector privado.

El documento de la Comisión incluye también una reflexión que FEPEX comparte plenamente y es que la PAC tiene que desempeñar un papel de promoción de vida más saludable, abordando el problema de obesidad y malnutrición. En este sentido la Comisión específica que las campañas para promover prácticas alimentarias saludables y aumentar el consumo de frutas y hortalizas deberían respaldarse mediante actividades de promoción de la PAC.