agronoticias.es

La exportación española de frutas y hortalizas en los primeros cinco meses de este año ha crecido un 6,6% en valor, con relación al mismo periodo de 2016, totalizando 6.518 millones de euros, mientras que las importaciones crecieron un 15%, ascendiendo a 1.184 millones de euros, según datos del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad, procesados por FEPEX.

La exportación en volumen hasta mayo de 2017 se ha situado en 5,7 millones de toneladas, prácticamente la misma cantidad (-0,05%) que en los cinco primeros meses de 2016.

La exportación de hortalizas ha sido de 2,7 millones de toneladas (-3,7%) por un valor de 3.0903 millones de euros (+10,3%), destacando como principales hortalizas exportadas el tomate, con 492.024 toneladas (-13,4%) y 608 millones de euros (+11,4%), y la lechuga con 455.060 toneladas (+1,1%) y 415 millones de euros (-0,6%).

La exportación de frutas ha ascendido a 3 millones de toneladas (+3,6%) por un valor de 3.425 millones de euros (+3,5%), destacando tras los cítricos, la fresa con 280.574 toneladas (-4,6%) y la sandía con 175.299 toneladas (+1%)

En cuanto a las importaciones españolas de frutas y hortalizas frescas en los primeros cinco meses del año, el volumen creció un 3,4% totalizando 1,3 millones de toneladas.

La importación de hortalizas ascendió a 696.805 toneladas (+7%) por un valor de 421 millones de euros (+15%) y la de frutas se situó en 661.200 toneladas (-0,1%) por un valor de 763,7 millones de euros (+14,7%). Para FEPEX es preocupante el fuerte crecimiento de la importación de determinadas producciones como tomate, patata y frambuesa.