agronoticias.es

La Junta de Andalucía ha reforzado su apoyo a la presencia de los productos agroalimentarios amparados por menciones de calidad en los mercados europeos con una convocatoria de ayudas que alcanza en 2017 los 3,2 millones de euros.

Así lo ha expuesto el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, en el pleno del Parlamento, donde ha destacado que esta línea de incentivos, fruto del trabajo y del alto consenso con el sector, ha incorporado una considerable serie de mejoras en busca de un "impulso decidido" de la internacionalización.

Entre los avances, Rodrigo Sánchez Haro ha destacado el incremento de la intensidad máxima subvencionable del plan de promoción presentado por el solicitante, que se eleva desde el 60 por ciento de 2016 hasta el 70 por ciento en esta nueva convocatoria, así como la cuantía máxima por beneficiario, que crece desde los 150.000 hasta los 200.000 euros en la presente campaña. El titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural espera que este respaldo a la promoción de alimentos diferenciados por su calidad, centrada en el mercado interior de la Unión Europea (UE), "repercuta favorablemente en las cifras de las exportaciones".
Estos incentivos, cuyo plazo para la presentación de solicitudes es de dos meses desde su publicación el pasado 7 de julio en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), están dirigidos a Consejos Reguladores de denominaciones de calidad y federaciones de entidades agroalimentarias y asociativas agrarias sin ánimo de lucro, así como a fundaciones y organizaciones empresariales del sector agrario de Andalucía que participen en programas de calidad reconocida. Contemplan actuaciones relacionadas con la participación en ferias y exposiciones, la organización de jornadas, las promociones en puntos de venta, la elaboración de estudios e informes o acciones publicitarias.
El objetivo es poner en valor los genuinos métodos de producción andaluces, específicos y singulares de nuestras comarcas, las rigurosas normas de bienestar animal y de respeto al medio ambiente y las excelentes características y ventajas de los productos de nuestra comunidad avalados por figuras de excelencia reconocidas por la Unión Europea. Un punto en el que Rodrigo Sánchez Haro ha recordado que Andalucía es líder nacional en estos exigentes sistemas de calidad diferenciada con un total de 63 figuras inscritas en los registros de la UE. De ellas, 30 son Denominaciones de Origen Protegidas (DOP); 31 Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP); y 2 Especialidades Tradicionales Garantizadas (ETG).
Diversidad
Las 63 figuras de calidad andaluzas, como ha detallado el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, son un "fiel reflejo" de la amplia diversidad y riqueza de la producción agroalimentaria de la comunidad autónoma. De hecho, amparan a alimentos y bebidas como el aceite de oliva virgen extra, frutas y hortalizas, jamones y paletas, productos de panadería y repostería, derivados de la pesca, vinos, vinagres y otros productos agroalimentarios como aceitunas, miel, pasas, garbanzos, cordero, leche o brandy.