agronoticias.es

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, mira a Asia como una puerta abierta a la ampliación de los mercados de los frutos rojos más allá de la Unión Europea (UE). Así lo ha subrayado durante su intervención en el coloquio promovido por el diario Huelva Información en la capital onubense para abordar los retos y oportunidades del sector,

en el que, además de en el desafío de la “máxima internacionalización”, ha incidido en la urgencia de que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente “convierta su promesa del Pacto Nacional del Agua en hechos” con el “imprescindible” trasvase de los 19,99 hectómetros cubicos que necesita el Condado para consolidar “la sostenibilidad como marca diferenciadora” de sus producciones.

Sánchez Haro ha calificado la incipiente exportación de fresas y arándanos a China, que alcanzó el pasado año un valor de 1,2 millones de euros frente a la media de apenas 83.000 euros de los cuatro ejercicios precedentes, como una oportunidad de ir más lejos y complementar así mercados “próximos y consolidados” como los de Reino Unido, Alemania y Francia. Estos tres últimos absorben, como ha detallado, el 70 por ciento de unas ventas al exterior que han superado en la última campaña (entre septiembre y abril) los 770 millones de euros, un 18 por ciento más que en el mismo periodo del curso anterior. En el caso concreto del Reino Unido, que copa el 30% de las exportaciones, el consejero ha lanzado un mensaje de tranquilidad ante la incertidumbre del Brexit, al tratarse de unas “relaciones comerciales muy fidelizadas que se verán reforzadas con acciones de promoción”.

Sin embargo, a juicio del titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, “ese futuro pasa necesariamente por un aprovechamiento sostenible y solidario de los recursos hídricos”. Huelva, según ha continuado, “se caracteriza por una alta disponibilidad de agua”, por lo que, ha apostillado, “desde la Junta de Andalucía exigimos al Gobierno central que habilite la transferencia de esos 15 hectómetros cúbicos reservados en la demarcación del Tinto-Odiel-Piedras hasta la cuenca del Guadalquivir”. Una dotación que, bajo sus palabras, ha de sumarse a los 4,99 ya aprobados en 2008 y que “siguen sin ejecutarse por el bloqueo de la Declaración de Impacto Ambiental”.

Rodrigo Sánchez Haro ha aludido también a aciertos como la creciente tendencia a la diversificación, con un progresivo aumento de la superficie destinada a la frambuesa, el arándano o la mora, y la apuesta por la innovación, una “vía fundamental para aumentar la competitividad”.  El consejero ha resaltado, en este punto, fortalezas como la elevada implantación de la Producción Integrada, que abarca al 64 por ciento de la superficie de fresa (4.700 hectáreas) y el desarrollo, con la colaboración del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa), de variedades con más sabor y cualidades que posibilitan un transporte hacia mercados lejanos que encuentra también un “gran aliado” en el Puerto de Huelva y proyectos como el de su nueva terminal de contenedores o la reducción del coste energético de las naves de refrigeración.

Ayudas al servicio del sector

El responsable de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha animado al sector a aprovechar los instrumentos a su alcance para consolidar y fortalecer su liderazgo, tales como las ayudas a los programas operativos de las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH), que contaron el año pasado en Huelva con unos 20 millones de euros para auspiciar una inversión público-privada de 40 millones de euros y que podrían incrementarse en algo más de seis millones al año si todos los productores se integran en entidades de este tipo. Junto a ello, ha apuntado la “trascendencia” del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Andalucía 2014-2020, con el que se ha puesto ya a disposición del sector más de 1.000 millones de euros (más de la mitad, el 55 por ciento, de los 1.850 millones de euros que se gestionan desde la Consejería en el presente marco comunitario).

Dentro de este contexto, Rodrigo Sánchez Haro ha destacado, además de las convocatorias para medidas agroambientales y el impulso de la producción ecológica, los incentivos a la modernización de explotaciones (con un presupuesto ampliado hasta los 109 millones de euros) o el apoyo a la mejora de las industrias agroalimentarias (se ha triplicado la partida inicial hasta los 108 millones de euros), además del fomento de la incorporación de jóvenes al campo (con 120 millones de euros). Todo ello, además, con una invitación directa al sector a no dejar de trabajar en la Indicación Geográfica Protegida (IGP) de los frutos rojos, las ayudas a la promoción de productos agroalimentarios con calidad diferenciada (3,2 millones de euros) o el “compromiso firme” con la innovación, la transferencia de conocimiento y la formación que se ve reflejado tanto en la actividad del Ifapa como en los incentivos a los Grupos Operativos de Innovación (7,4 millones de euros).

Asimismo, el consejero ha anunciado que de aquí a final de año se pondrán en marcha varias líneas de ayudas “muy potentes” para favorecer la inversión. Sobresalen, en este sentido, las subvenciones para la mejora de regadíos (nuevos y medidas energéticas), que dispondrán de otros 100 millones de euros en el periodo de vigencia del PDR, la apertura de la ventanilla de los Grupos de Desarrollo Rural (GDR) de toda Andalucía con 192 millones de euros para el actual marco financiero o la inyección de ocho millones de euros a cada provincia (que se verá complementada con la aportación de las diputaciones) para afrontar la mejora de caminos rurales. En total, ha concluido Sánchez Haro, “antes de que concluya el año 2017 habremos comprometido alrededor del 80 por ciento de todo el presupuesto del PDR 2014-2020 que depende de la Consejería”.