agronoticias.es

Los principales proveedores extracomunitarios de frutas y hortalizas frescas de la UE en 2016 fueron Sudáfrica, con 1,63 millones de euros, Marruecos con 1,38 millones de euros, Costa Rica con 1,27 millones de euros y Turquía con 1,11 millones de euros,

representando el 35% del valor total de las importaciones de la UE procedentes de países terceros, que ascendió a 15,3 millones de euros, según datos de Eurostat procesados por FEPEX.

Las importaciones comunitarias procedentes de los cuatro países se reforzaron, además, en 2016 con relación a 2015, con crecimientos del 4% en el caso de Sudáfrica, del 10% en el caso de Marruecos, del 7% en el caso de Costa Rica y del 14% en el caso de Turquía.

Las frutas representaron el 99% del valor de la importación de la UE procedente de Sudáfrica, con 1,61 millones de euros de los 1,63 millones totales, siendo los cítricos los más importados con un valor de 601 millones de euros un crecimiento del 9% seguido de uvas, con 473.781 euros (-3%).

En cuanto a Marruecos, las importaciones comunitarias de hortalizas ascendieron en 2016 a 921 millones de euros, un 8% más que en 2015, siendo el tomate con 417,1 millones de euros el principal producto importado, con un crecimiento del 6% con relación al año anterior, seguido a gran distancia de las hortalizas de vaina, principalmente judía verde, con 254 millones de euros (+3%). La importación de la UE de frutas marroquíes ascendió a 465 millones de euros (+12%), siendo los cítricos las frutas más importadas con 175 millones de euros (+8%), seguidos de melón y sandía, con 88 millones de euros (+7%).

La importación comunitaria de Costa Rica se concentró en las frutas, con 1,27 millones de euros de total, prácticamente el 100% de las importaciones y destacando el plátano con 661,6 millones de euros (+15%) y el grupo de piña, dátil e higo con 541 millones de euros, el mismo valor que en 2015.

La importación de la UE de fruta procedente de Turquía ascendió a 916 millones de euros (+9%), correspondiendo a uvas, frescas y secas, la mayor importación, con 386,2 millones de euros (-3%), mientras que la importación de hortalizas fue de 196 millones de euros, un 37% más que en 2015, siendo el tomate con 63 millones de euros la más importada y con un crecimiento del 64%.

Para FEPEX, los datos de 2016 ponen en evidencia la tendencia creciente de la importación comunitaria de frutas y hortalizas procedentes de países terceros y el amplio abanico y diversificación de países proveedores, ya que junto a los cuatro mencionados, destacan también países como Chile y Perú con importaciones por valor de un millón de euros en ambos casos, Colombia con 968 millones de euros, Ecuador con 810 millones de euros, Argentina con 513 millones de euros, Israel, con 487 millones de euros, etcétera.