agronoticias.es

Arranca ya la campaña de fruta de hueso y SanLucar presenta a pleno rendimiento el que, a día de hoy, se ha convertido en el mayor proyecto de Europa de nuevas variedades de albaricoque. 

270 hectáreas dedicadas al cultivo de albaricoque temprano y tardío, que comienzan ya a dar sus frutos en la presente temporada.

Los albaricoques de SanLucar crecen en las soleadas tierras de Murcia, en España. Pero también, y por primera vez, proceden de Turquía donde SanLucar cultiva el albaricoque de la mano de su partner local. En Turquía, el clima resulta perfecto para su producción y se dan las condiciones idóneas para cultivar la fruta a diferentes alturas, lo que permite a SanLucar prolongar la campaña hasta el mes de septiembre.

Según explica Stephan Rötzer, CEO de SanLucar Group, "el albaricoque es un producto delicado pero de gran potencial y por ello queremos impulsar mucho más su consumo. Es ideal para los niños por su tamaño y sabor, posee múltiples propiedades saludables, y además resulta una fruta cómoda de llevar a cualquier lugar".

"En este sentido -añade- hace ya 3 años que apostamos por la selección de frutales de última generación y de variedades más nuevas con el objetivo de obtener el mejor sabor y calidad de producto".

Y es que según el fundador del grupo multinacional, la selección de variedades es un proyecto en constante evolución en SanLucar. "Se trata de una actividad muy dinámica en la que se vuelca a diario nuestro equipo de Investigación y Desarrollo, con el fin de identificar aquellas variedades que mejor se adaptan a nuestras exigencias como marca premium", apunta.

Para la presente campaña se ha previsto además una cuidada presentación del producto en el punto de venta, sello de identidad de la marca.

Así, SanLucar ha diseñado su nuevo slider, un innovador packaging con el que el albaricoque se presenta ante el consumidor final en un cómodo formato "listo para llevar".

Con el nuevo diseño, el albaricoque se identifica rápidamente en el lineal del supermercado y la fruta se guarda fácilmente, preservando su calidad al evitar el contacto directo con cada pieza de fruta.Fuente: SanLucar