agronoticias.es

La importación española de frutas y hortalizas frescas procedentes de Marruecos y de Francia en enero y febrero de 2017, ascendió a 207 millones de euros, representando el 49% del total importado por España y reforzando su posición como principales proveedores de España,

ya que en los mismos meses de 2016 estos países representaron el 46%, en 2015 el 41%, en 2014 representaban el 39%, y en 2013 el 35%, según datos de la Dirección General de Aduanas, procesados por FEPEX.

La importación de frutas y hortalizas procedentes de Marruecos en enero y febrero de 2017 se situó en 136,3 millones de euros, con un crecimiento del 24% con relación a los mismos meses del año anterior, siendo las hortalizas de vaina y principalmente la judía verde, junto con el tomate, los principales productos importados. Las compras a Francia totalizaron 70,9 millones de euros, un 13% más, destacando la patata y la manzana.

En los dos primeros meses del año se han producido también crecimientos de las importaciones de otros países proveedores, como Costa Rica, que ocupa el tercer lugar, con 24,4 millones de euros, un 23% más que en el mismo periodo de 2016, Italia con 23,9 millones de euros (+9%), Portugal, con 13,1 millones de euros (+24%) y Bélgica con 14,4 millones de euros (+14%). Sólo las importaciones procedentes de Países Bajos retrocedieron en el periodo analizado, con 19,3 millones de euros (-5%).

La importación española de frutas y hortalizas en enero y febrero de 2017 ascendió a 421,3 millones de euros, un 15% más que en el mismo periodo de 2016. El volumen importado ascendió a 495.376 toneladas, un 3% más, según datos de la Dirección General de Aduanas, procesados por FEPEX.