agronoticias.es

En el marco del cincuentenario de Mercabarna, el mercado de mayoristas se ha inaugurado la exposición "50 años de evolución de la alimentación en Cataluña".

La muestra, basada en un estudio encargado por Mercabarna a Fundación Alícia, hace un recorrido a través de cinco frigoríficos característicos de cada década que reflejan cómo ha ido cambiando nuestra alimentación, especialmente en relación al producto fresco, desde los años 70 hasta hoy, y una sexta nevera que invita a reflexionar sobre las tendencias y retos de futuro. La exposición se exhibe en el Jardín de Palau Robert de Barcelona hasta el jueves 11 de mayo.

 

El acto de apertura de la muestra que tuvo lugar ayer, contó con la presencia de la regidora de Comercio y Mercados y presidenta de Mercabarna, Montserrat Ballarín, el director general de Mercabarna, Josep Tejedo, y el director de Fundación Alícia, Toni Massanés. Al acto también han asistido varios representados del sector agroalimentario catalán.

 

Por un lado, Montserrat Ballarín ha remarcado que "vale la pena visitar esta exposición ya que la alimentación y la gastronomía forman parte de nuestra historia y de nuestra cultura; porque los alimentos frescos forman parte de nuestra dieta mediterránea, reconocida internacionalmente; y por último, para conocer el papel de Mercabarna como pieza clave para garantizar esta dieta, el modelo de comercio alimentario de productos frescos del que disfrutamos y la agricultura de proximidad, aspectos que el Ayuntamiento de Barcelona quiere preservar y garantizar en esta ciudad". En este sentido, la presidenta ha añadido que "a muchas ciudades del mundo les gustaría tener tan al alcance la cantidad y variedad de producto fresco como tenemos en Barcelona gracias a Mercabarna".

 

La exhibición detalla también los cambios socioeconómicos más importantes del último medio siglo y cómo estos han afectado nuestros gustos, hábitos y formas de consumo. Tal y como ha manifestado Toni Massanés, director de Fundación Alícia, "somos lo que comemos, por lo que esta exposición es un repaso de lo que hemos sido los últimos 50 años. A la vez, permite darnos cuenta de cómo hemos cambiado nuestra manera de comer, prácticamente sin darnos cuenta, y nos tiene que ayudar a despertar conciencias porque la decisión de qué comemos es importante". En relación a lo que nos depara la alimentación del futuro, Massanés ha remarcado que "hace falta que seamos más responsables y nos preocupemos más por lo que comemos. Nuestra decisión afecta al sector, al paisaje, a la ecología..., a mucho más de lo que creemos".

 

"50 años de evolución de la alimentación en Cataluña" será itinerante y está previsto que en las próximas semanas visite nuevos espacios de Barcelona.

 

Mercabarna presenta un estudio sobre las tendencias de alimentación del futuro

En el marco de la inauguración de la exposición, y ligado al tema de las tendencias de futuro en alimentación que plantea la muestra, Mercabarna ha presentado también el nuevo estudio "Las cuatro tendencias actuales y futuras de la alimentación en España". El análisis, encargado por el Observatorio de Tendencias de Mercabarna a la consultora especializada Psyma, aborda las preferencias sobre producto fresco del consumidor en nuestra sociedad. Según el director general de Mercabarna, Josep Tejedo, "el estudio indica que, cada vez más, el consumidor desea productos saludables, naturales, fáciles de preparar y que le aporten placer. Además, aumenta su predilección por las alternativas de proximidad y ecológicas, que mejoran su experiencia de consumo en cuanto a calidad y, a la vez, contribuyen a la mejora de la sostenibilidad y potencian el comercio y la producción locales, pero el consumidor también quiere placer y nuevas experiencias, por lo que incrementa su interés por los sabores exóticos de otras culturas".

 

Así, como primera gran tendencia de alimentación, el estudio del Observatorio de Tendencias de Mercabarna apunta la preocupación por la salud, cada vez más evidente en la sociedad actual. Los nuevos ingredientes vegetales, la llegada del fenómeno flexitariano y el incremento de los productos "sin" son los tres fenómenos más determinantes de esta tendencia. Así mismo, los consumidores encuestados ponen de relieve también la predilección por los productos sin azúcar o sin conservantes químicos. A pesar del descenso del consumo de proteína animal, el estudio muestra la percepción positiva por parte de los encuestados de nuevos productos cárnicos que incorporan aspectos clave para la salud, como por ejemplo menos sal y menos contenido en grasa (un 83 % valora positivamente estas opciones), la incorporación de conservantes naturales (casi el 80% lo considera positivo) o la carne libre de antibióticos (más del 70%).

 

El interés por aquello natural, de proximidad o ecológico es el segundo aspecto motivacional en importancia que expone el estudio del Observatorio de Mercabarna. Los encuestados se fijan cada vez más en el origen del producto fresco -especialmente valoran que sea de proximidad y de temporada-, y en el bienestar animal. En este sentido, un 59 % consume fruta y verdura de km 0 con cierta frecuencia y casi el 70 % se preocupa por las condiciones de cría de los alimentos de origen animal que consume. De este punto también se concluye un aumento de la demanda de producto ecológico (cerca de un 17 % reconoce consumir con cierta frecuencia fruta y verdura de este tipo).

 

La tercera tendencia que destaca el estudio es la practicidad y facilidad de consumo, tal como se refleja en el aumento del consumo de los productos de cuarta y quinta gama –aquellos que son procesados para incrementar su funcionalidad-, en los últimos años. Así, la mayoría de los españoles encuestados valora bastante o muy positivamente la llegada al mercado de formatos bipack o tripack, monodosis –para el consumo individual-, o los envases activos –que conservan los alimentos en atmósferas controladas, para que duren más tiempo-.

Los resultados del estudio de Mercabarna confirman, finalmente, la cuarta y última tendencia: el gusto de los consumidores por el placer y la experimentación a la hora de comer. El análisis revela precisamente el deseo de los españoles por seguir buscando en la comida nuevas experiencias.

 

La globalización y el aumento de los viajes, así como la convivencia con personas recién llegadas a nuestro país, han comportado el incremento del interés por sabores exóticos y por nuevas mezclas o fusiones. En esta línea se observa que el 41 % de los encuestados reconoce que le gusta comprar alimentos nuevos, de otras culturas y países, así como productos artesanos (un 53 % los adquiere habitualmente).

 

Para la elaboración del estudio "Las cuatro tendencias actuales y futuras de la alimentación en España", realizado durante el mes de abril de 2017, se han llevado a cabo más de mil encuestas a hombres y mujeres entre 18 y 70 años de España, así como entrevistas en profundidad a responsables de producto de empresas del comercio, la distribución alimentaria y el catering.