agronoticias.es

(R.P.) Los mercados de origen almerienses están recibiendo ya las primeras partidas de melón galia. Todavía los volúmenes son menores, pero conforme avanza el mes se van incrementando. Además, la climatología está siendo muy beneficiosa con temperaturas casi veraniegas y ausencia de lluvias.

Los precios del galia en las subastas van desde noventa y siete céntimos a noventa céntimos de euro el kilo. Se trata de los frutos de las plantaciones más tempranas de cara a la presente primavera.

Del resto de la oferta hortofrutícola hay que destacar el tomate que sigue registrando los valores más altos de la campaña. El tipo larga vida verde cotiza entre un euro con treinta y un euro con diez céntimos, el tipo pera tiene un corte medio de un euro con veinticinco céntimos y el tomate ramo se vende entre un euro con veinte y ochenta y cinco céntimos de euro el kilo. Los cortes del pepino son similares a los registrados la pasada semana. Solo el tipo largo ha subido hasta primeros precios de cincuenta y cinco céntimos y tiene remates de veinte céntimos de euro. Tanto el pepino francés como el corto negro se venden entre treinta y cuatro y quince céntimos de euro el kilo.

Las cotizaciones del calabacín apenas cubren los costes de producción, tras el descenso iniciado hace ya casi un mes. El fino y el gordo registran cortes que van de treinta a diez céntimos de euro el kilo. La berenjena larga tiene un primer precio de cuarenta céntimos y últimos cortes de veinte céntimos, mientras que el tipo rayada alcanza primeros precios de un euro con treinta céntimos y finaliza las ventas en torno a cincuenta céntimos de euro el kilo. Los frutos presentan calidades muy heterogéneas, por lo que hay grandes diferenciaciones en los diferentes cortes que se llevan a cabo en las subastas. En cuanto a las judías verdes destaca por precio la perona larga con un corte medio de tres euros con veinte céntimos, la strike se vende entre tres euros con ochenta y dos euros con noventa céntimos y la perona roja tiene un corte medio de dos euros con setenta y cinco céntimos de euro el kilo.

Del conjunto de pimientos destaca el lamuyo verde con precios valores que van desde un euro con veinte céntimos a noventa céntimos de euro, y el rojo se vende entre un euro con diez céntmos y ochenta céntimos de euro el kilo. El california rojo tiene un corte medio de ochenta céntimos, el verde se vende por debajo de un euro el kilo con remates de sesenta y cinco céntimos y el california amarillo tiene un primer precio de un euro y finaliza las ventas en torno a sesenta y cinco céntimos de euro. El pimiento italiano verde oscila entre un euro con cinco céntimos y ochenta céntimos de euro, el rojo baja hasta primeros precios de ochenta céntimos con remates de cuarenta céntimos de euro el kilo. El calor está afectando a los frutos, principalmente a los maduros, y en la mayor parte de los casos se trata de cultivos de invierno que se encuentran en su última fase productiva.